Ahora la prueba de Covid-19 debe ser autorizada por las EPS

Esta semana se conoció la denuncia pública de un paciente positivo de coronavirus, del primer brote de Chigorodó, donde asegura que la segunda prueba para la confirmación de la posible recuperación ha sido retrasada por días, por lo que consultamos con la Secretaría de Salud, donde manifestaron que ahora el procedimiento para la toma de muestra debe ser autorizada por la EPS a la que se encuentra afiliado el paciente.

La misiva del quejoso inicia relatando que se sienten abandonados por las instituciones y personal encargado del manejo de la pandemia: “teniendo en cuenta que somos tres hogares de la misma familia entre los cuales nos diagnosticaron COVID 19 a cinco integrantes; sin embargo los positivos y todos los que arrojaron negativos estamos en completo aislamiento”.

El paciente denuncia discriminación y falta de apoyo al momento de realizar alguna diligencia o el abastecimiento: “Llevo una semana esperando que me vengan a realizar la segunda prueba, el 16 de junio me llamaron a decir que venían el 17 de junio, el 17 me llamaron a decir que venían el 18 y hasta la fecha no han venido, ni me han vuelto a llamar, por lo cual hemos tomado contacto en repetidas ocasiones con una funcionaria de la secretaría de salud del municipio donde me dicen que ya ellos hicieron todo el proceso y que se les sale de las manos”, agrega.

Según la Secretaría, el proceso al que ellos hacen mención, es la gestión y acompañamiento, porque el Hospital María Auxiliadora fue notificado que desde ahora las pruebas serán tomadas por un operador, y las tomadas en la ESE, serán solo las intrahospitalarias, previa autorización de la EPS.

Así las cosas todo el procedimiento de toma de muestras que venían realizando en el hospital con sus médicos y enfermeras, ahora es realizado por un operador privado contratado por la EPS y la secretaría de Salud solo realiza los cercos epidemiológicos, acompañamiento y vigilancia, por lo que ya iniciaron procesos ante la Gobernación, donde expresan la demora del proceso, por parte de las EPS, con el nuevo trámite.

Por último, la queja del paciente, enuncia que algunos de la familia son integrantes de la fuerza pública, la salud y el sector bananero, pero no han podido retomar labores porque les exigen el nuevo resultado negativo: “Nosotros estamos cumpliendo con una responsabilidad social y no con una condena”.

error: Content is protected !!