Mancuso vino a responder por más de 24 mil delitos

Salvatore Mancuso fue recibido en el aeropuerto por agentes de La Dijin y migración Colombia, quienes le leyeron sus derechos en el mismo aeropuerto de Bogotá a donde llegó deportado el 27 de febrero del año 2024.

El exjefe de las Autodefensas Unidas de Colombia AUC desmovilizadas durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, llegó a Colombia luego de cumplir su condena de 15 años en Estados Unidos.

Los 24 mil delitos que la Fiscalía le imputa a Mancuso

De los 57.400 delitos que las autoridades le atribuyen a los paramilitares, 24.105 le han sido imputados al cordobés Salvatore Mancuso. La Fiscalía señaló que entre 1996 y 2006 Mancuso perjudicó a 1.150 personas únicamente en la costa Atlántica, donde operó con el denominado bloque Norte.

La Fiscalía señala que Mancuso entre 1987 y 2005, estuvo involucrado en 5.200 crímenes entre homicidios selectivos, masacres, desapariciones forzadas y desplazamientos.

«Quiero honrar mi palabra»: Mancuso

El exlíder paramilitar se ganó ser aceptado en La Justicia Especial para La Paz, y que el gobierno de Gustavo Petro lo nombró Gestor de Paz: “Quiero honrar mi palabra con el señor presidente de la República, Dr. Gustavo Petro Urrego, quien me encomendó la tarea de ser gestor de paz y contribuir con tareas precisas a fin de materializar ese concepto en el cual creo, fervientemente, la paz total”.

Mancuso a través de un comunicado dijo que, “Regresar, a pesar de las condiciones restrictivas que me impone la justicia colombiana, a la cual acato y respeto, y de las difíciles y complejas circunstancias de seguridad que envuelven mi presencia en Colombia, es una forma de renacer que me llena de vida. Vida que quiero dedicar a la paz y la reconciliación de nuestro país”.

Mancuso dijo además que cree en los procesos de justicia en cuyas manos quedó desde anoche que fue recluido en una celda de la Dijín en Bogotá:

“Creo que los modelos de justicia transicional que empezaron a operar en Colombia a partir de nuestra desmovilización en 2004, tanto Justicia y Paz como la Jurisdicción Especial para la Paz, son mecanismos ciertos y legítimos para el cierre judicial definitivo del conflicto armado interno”, señaló.

error: Content is protected !!