milan-prohibe-fumar-al-aire-libre-la-chiva-de-uraba

Milán prohibirá fumar al aire libre

El jueves 19 de noviembre de 2020, el Ayuntamiento de la capital económica de Italia aprobó un reglamento para la calidad del aire de la ciudad, dentro del cual el tabaco es sólo una de muchas las formas; por lo que, desde enero de 2021, no se podrá fumar al aire libre a menos de diez metros de otra persona.

A partir del 1 de enero del próximo año, estará prohibido fumar en las paradas de autobuses y tranvías, en los parques, estadios, instalaciones deportivas e incluso en cementerios. Sólo se podrá fumar en ciertos espacios aislados.

El reglamento busca proteger la salud de los ciudadanos y reducir los problemas de contaminación debidos a la gran industrialización y densidad de población. 

La ordenanza, que prevé la prohibición total del tabaco en las áreas públicas y al aire libre desde el 1 de enero de 2025, no para ahí. A partir del 1 de enero de 2022, los negocios están obligados a mantener las puertas cerradas para evitar que se escape el aire fresco o caliente de su interior, ya sea verano o invierno, y conseguir así que no se malgaste la energía. También se prohíbe instalar nuevos sistemas de diesel o biomasa para la calefacción de edificios, y a partir octubre de 2022 se prohibirán los combustibles diesel en las calefacciones ya existentes, y un año después, la leña de los hornos de las pizzerías milanesas deberá ser de “clase A1” para verificar su calidad ambiental.

Otra de las prohibiciones es el uso de barbacoas y fuegos artificiales entre octubre y marzo. 


Italia prohibió en enero de 2003 el uso del tabaco en los lugares cerrados con acceso al público, como los bares, restaurantes y cafeterías. Una ley que se respetó desde el primer momento.

error: Content is protected !!