Receta | Albóndigas de pollo en salsa de tomate y queso

2 tazas de carne molida de pollo para las albóndigas
1 cucharada de ajo en polvo para las albóndigas
1/2 taza de cebolla finamente picada, para las albóndigas
1/4 de taza de apio en cubitos, para las albóndigas
1/2 taza de queso parmesano rallado, para las albóndigas
1 taza de pan molido para las albóndigas
1 1/4 tazas de salsa de tomate
1 huevo para las albóndigas
1/4 de taza de perejil finamente picado, para las albóndigas
al gusto de sal para las albóndigas
al gusto de pimienta para las albóndigas
suficiente de aceite vegetal para freír
suficiente de queso manchego rebanado, para acompañar
suficiente de arúgula baby para acompañar

Mezcla el pollo molido con el ajo, la cebolla, el apio, el queso parmesano, el pan molido, la salsa de tomate, el huevo y el perejil; sazona con sal y pimienta hasta integrar por completo. Reserva.

Precalienta el horno a 180 °C.

Con ayuda de tus manos, forma bolitas. Fríelas en aceite caliente a fuego bajo, escurre y colócalas en una charola para hornear. Sobre cada albóndiga, coloca una rebanada de queso manchego y hornea hasta gratinar, por 6 minutos, a 180 °C. Reserva.

Con ayuda de una brocha, pinta el plato con la salsa de tomate. Sobre una albóndiga coloca una hoja de arúgula y pincha con un palillo de brochetas. Coloca las albóndigas sobre el plato pintado. ¡Disfruta de las albóndigas de pollo en salsa de tomate y queso!

TIPS: Para que la forma de las albóndigas sea perfecta, refrigéralas antes de freír. 


Fuente: Kiwilimon.com
error: Content is protected !!