Representante legal de Consumax se pronunció

Por medio de un comunicado, Lizeth Vanessa González Flórez, representante legal de Consumax de Urabá S.A.S., se pronunció sobre el proceso judicial que tiene detenidos a seis colaboradores de la Entidad, entre ellos el propietario; su padre.

“Quienes conocen el proceso de Jhon Fredy González Carvajal, saben que creció en una familia humilde y trabajadora, sus padres y hermanos han trabajado incansablemente desde muy jóvenes con el objetivo de brindarle a la familia calidad de vida”, dice el segundo párrafo de la misiva.

Posteriormente realiza un recuento de cómo inició el proyecto del supermercado:
“Mi padre en el año 1995 inició este hermoso proyecto que hoy conocemos como Consumax de Urabá S. A. S., pese a las adversidades no ha desfallecido, ha superado incendios, hurtos, saqueos, amenazas e incluso homicidios; siempre teniendo claro que esta cadena genera alrededor de 500 empleos, en ese entendido, rendirse jamás ha sido una opción”.

CONTEXTO | CONSUMAX ENFRENTA LÍO JUDICIAL 

La joven además hace mención a los allanamientos que iniciaron a las 06:00 de la mañana del cuatro de marzo en algunos de los puntos de venta, vehículos de la empresa y la casa de su padre.

Los detenidos fueron trasladados a Medellín, en donde hasta el cierre de la presente edición no habían terminado las audiencias de imputación de cargos que les resolviera su situación jurídica.

“Debo resaltar que este es un proceso largo y doloroso, por lo que pedimos prudencia, empatía y solidaridad para las 6 familias. Compartimos su dolor e impotencia, pero nos encontramos con la cabeza en alto, creemos fielmente en su actuar integro, son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, y es precisamente deber de la Fiscalía desvirtuar la presunción de inocencia de la que gozan hasta terminar el proceso penal”.

Por último, pide a quienes consideren que Consumax ha traído beneficios a su vida, retribuir con solidaridad: “Mi padre creyó en la Región cuando pocas empresas se interesaban en invertir en la zona debido a la violencia, apoya actividades sociales y culturales, ofrece empleo a personas con capacidades reducidas, y día a día desnaturaliza el estigma del que somos víctimas por crecer en una zona abandonada por los entes estatales”.

error: Content is protected !!