Víctima de abuso sexual por empresario de fútbol en Brasil fue humillada en pleno juicio

El caso de una joven brasileña de 23 años de edad, víctima de violación sexual, causó revuelo en Brasil, luego de que el presunto agresor fuera absuelto por un juez tras dictar ‘violación culposa’, un crimen no tipificado en Brasil.

Mariana Ferrer, quien en 2018 denunció al empresario brasileño de fútbol André de Camargo Aranha, por haberla drogado y violado, fue tachada de mentirosa y culpable por el abogado del acusado, quien además la humilló con comentarios denigrantes y misóginos durante su audiencia, la cual no se llevó a cabo hasta septiembre del presente año.

“Excelencia, le pido respeto, ni siquiera a los acusados se les trata como a mí, por el amor de Dios”, dijo Mariana en la audiencia. Sin embargo, la situación no paró, pues siguió siendo atacada por parte del abogado: “Pido a Dios que mi hijo no encuentre a una mujer como tú”.

Mariana Ferrer / André de Camargo Aranha

A pesar de que un fiscal reconoció que habían pruebas de violación, un segundo fiscal que lo relevó dijo que el examen toxicológico no mostraba presencia de drogas en la sangre de Mariana, por lo que no se podía probar que ella estuviera incapacitada, concediéndole así la libertad al acusado porque ‘no habría tenido intención’.


El domingo 8 de noviembre, miles de personas, en su mayoría mujeres, se manifestaron en diferentes ciudades del País para denunciar la resolución del juicio, considerada una violencia institucional contra Mariana. En diversos carteles se podía leer ‘No existe violación culposa». 

“Destacamos que fue víctima de violencia institucional. El sistema judicial no puede culpar a las mujeres por las violencias que sufren”, dijo Aline Melo, manifestante. 

En redes sociales miles de personas también enviaron sus mensajes de apoyo a Mariana, bajo los hashtags #JustiçaParaMariFerrer y #nãoexisteesturpoculposo, entre ellas la artista también brasileña Anitta:

‘Mariana Ferrer admiro tu valentía de una manera que ni te imaginas #justicapormariferrer

Laura Asuster, participante en la protesta digital, señaló: «No existe violación culposa, violación es violación».

Gilmar Mendes, magistrado de la corte suprema, condenó la forma en la que se desarrolló el juicio. Calificó las imágenes de la audiencia como ‘aterradoras’: “La justicia debe ser un instrumento de acogida, nunca de tortura y humillación. Los órganos de corrección deben determinar la responsabilidad de los agentes involucrados, incluidos los que no actuaron”.

La resolución del tribunal también recibió críticas de organismos internacionales como ONU Brasil. En un comunicado repudió ‘la violación y todas las formas de violencia contra las niñas y mujeres’ y rechazó los hechos ocurridos durante el juicio de Mariana Ferrer.

Naciones Unidas está de acuerdo con que las imágenes del juicio difundidas muestran, efectivamente, actos de humillación, revictimización y culpabilización de la joven.

 

 

error: Content is protected !!