Alejandro se fue a bañar al río y encontró la muerte

La tarde del lunes 31 de agosto, un grupo de amigos salió a disfrutar de las aguas del Río Currulao, en el sector El Cable; entre ellos, estaba Alejandro Hinestroza Mosquera de 8 años de edad; quien se lanzó a la poza mientras el resto de sus compañeros se bañaban, pero del agua no volvió a salir.

El concejal de Turbo, Cristian Meneses; afirmó que a los amigos de la víctima les dio miedo informar: “Tardaron mucho tiempo en comentar lo que había pasado, al darnos cuenta de los hechos decidimos salir más de 40 personas a buscarlo”. A la búsqueda se sumaron miembros de Gestión de Riesgo y Cuerpo de Bomberos de Turbo.

Fue buscado en los alrededores por varios minutos, sin embargo, uno de los profesionales decidió ir a la poza y es allí donde fue hallado muerto.

A las 7:30 de la noche, las autoridades reportaron el caso, realizaron el levantamiento del cuerpo y lo trasladaron a la Morgue de Turbo.

Hinestroza Mosquera, residía en el barrio Pueblo Nuevo de Currulao, la comunidad lo recordará como un niño divertido, sano y amante al fútbol.
Varios líderes sociales de esa localidad, hicieron el llamado a padres de familia y autoridades para implementar estrategias que eviten que más niños sigan muriendo en los ríos.

error: Content is protected !!