“Chencho” vino a Necoclí a pasarla bueno, pero el mar le quitó la vida

Era un joven deportista, trabajador, buen amigo y estaba enamorado de Aleja Molina en Bello, Antioquia.

A esta hora su padre viaja con el cadáver para darle cristiana sepultura.

Yoseth Abadía Correa, un futbolapasionado, y trabajador de una empresa de cosméticos,  llegó de Medellín a disfrutar las Fiestas del Coco en Necoclí,  la última vez que fue visto con vida fue el domingo en las playas de ese municipio de la Costa antioqueña, la primera reacción de sus familiares y amigos fue dar la noticia de su desaparición el lunes 9 de enero,  para ganar adeptos en su búsqueda.

El primer medio en hacerlo fu la Chiva de Urabá, y de allí la noticia se regó por todos los portales y redes digitales, su padre, barbero y creador de contenidos, conocido como  Warlin Zona Caribe, escribió:

“Mi chencho ¿dónde estás parcero? Apenas aparezcas te doy tus calvazos por faltón, te amo hijo. Como siempre les digo, somos un equipo no hay suplentes. El equipo no se abandona. La angustia me calcome”,  guardaba la esperanza de encontrarlo con vida.

Después de que los organismos de socorro lo buscaran durante horas, su cuerpo fue encontrado en aguas del mar Caribe, cerca de las playas de Necoclí, en la mañana del miércoles 11 de enero del año 2023. Todo parece indicar que murió por inmersión.

Rafaela DE Laurentii, una persona que estaba las playas de Necoclí, el  domingo 8 de enero, cuando sucedieron los hechos  escribió en su perfil de Facebook que vio  el domingo en la noche  a varias personas dentro del mar: “hasta pensé la gente como se le ocurre meterse en el mar a éstas horas de la noche y la mayoría estaban tomados , y también vi a un muchacho que se metió al mar en un colchón inflable eran aproximadamente como las 10 o 11 de la noche el tiró el colchón al mar y se acostó en él y yo hasta le comenté a mi marido mirá que peligro meterse al mar de noche oscuro y acostarse con tanta tranquilidad y dijimos juu que miedo”.

La noticia de la muerte de “Chencho”, como le decían por cariño en Bello, lugar donde vivía llenó de dolor el corazón de sus familiares y amigos quienes llenaron de mensajes las redes sociales, su papá expresó que regresaba con su cadáver a casa, sus cercanos daban a conocer el vacío que les dejaba.

Aleja Molina, la compañera con quien “Chencho”, compartía un gran amor le escribió la siguiente despedida: “Nunca sabemos cuándo será la última vez de una persona, quien iba a creer que sería nuestro último beso, nuestro último abrazo aquella noche 1 de enero 2023. Eres, fuiste, y siempre serás el gran amor de mi vida, fuiste una persona increíble en mi vida. Para mí y para muchas personas. Siempre disfrute cada momento a tu lado. Los días que salíamos, como también los días que nos quedábamos en casa. Te amaré por siempre mi gran amor. Nunca nadie robara tu lugar. Ya puedes Descansar en paz mi negro bello🙏🏻Siempre te recordaré con esa gran sonrisa”.

Su amiga de infancia, Jennifer Alejandra: “No sabes cuánto dolor tengo al enterarme que el niño inocente con quien me pasaba horas en la calle jugando ya no está, el niño que desde chiquita me acompaña en todo, el niño que siempre estuvo a nuestro lado y nos cuidaba como si fuéramos su tesoro más preciado, el niño que siempre tenía un sonrisa para todo y alegraba nuestro día con sus locuras, la persona que me enseñó que si puede existir una verdadera amistad entre un hombre y una mujer, la persona con la que no tenía problemas en sentarme hablar de fútbol y al final me terminaba dando un abrazo y pico, no sabes cuánto voy a extrañarte mi negro, no sabes el dolor tan impresionante me está causando saber que ya no estás a nuestro lado …”

error: Content is protected !!