El presidente Petro denunció que hay perdidos más de un millón de municiones, explosivos y armas de las Fuerzas Militares

Foto: Juan Diego Cano – Presidencia

El presidente Gustavo Petro denunció la existencia de redes integradas por militares y civiles implicados en un masivo faltante de municiones y explosivos descubierto en la base militar de Tolemaida y en guarniciones de la Brigada 10 de La Guajira. La inspección en Tolemaida se realizó el día del 12 de febrero, y la Guajira, el 1 de abril.

“Era indispensable que la opinión pública nacional conociera de estos hechos, porque necesitamos, indudablemente, separar completamente a la Fuerza Pública, como a cualquier otra rama del poder público, de cualquier hecho de corrupción», manifestó el jefe de Estado en una declaración ofrecida en la Casa de Nariño.

Luego de una inspección adelantada por personal de las Fuerzas Militares en estas bases del país, se encontró que “solo entre municiones 5.56 hay más de un millón de piezas municiones», indicó.

“Este tipo de bandas delincuenciales deben ser desmanteladas cuánto antes y es una orden que se ha dado al interior de nuestra Fuerza Pública, pero que, obviamente, tiene unas investigaciones pertinentes en las autoridades judiciales competentes», enfatizó.

Según el mandatario, la única manera de explicar los faltantes, entre municiones, explosivos, granadas y armas como misiles, “es que ha existido durante un largo tiempo redes integradas por gente de las Fuerzas Militares y civiles dedicadas a un comercio masivo usando las armas legales del Estado colombiano».

El arsenal faltante incluye, además de la munición –de calibres 1.62, 5.56 y 7.62–, granadas de diferente tipo, lo mismo que misiles antitanque tipo Spike y Nimrod (de fabricación israelí) y cohetes RPG.

El presidente Petro confirmó que “los explosivos con que se volaron los retenes en la vía Medellín–Bogotá, hace algunos meses, provenían de Tolemaida», pero que es probable que otra parte de ese arsenal haya sido desviado hacia puntos extranjeros en conflicto, como Haití, y a otros lugares donde opera el contrabando internacional de armas.

La inspección a los inventarios tuvo por objeto verificar el uso un correcto de armas, municiones y explosivos como parte de la estrategia de seguridad del Gobierno, en aplicación de la Política de Cero Corrupción dentro del Estado y la intención de separar a la Fuerza Pública de cualquier tipo de organización y asociación criminal, recalcó.

“Se realizaron, por parte del mismo Ejército, labores propias de inspección, una en Tolemaida y otra en la Brigada 10 –que queda en La Guajira– para auscultar los inventarios de armas, municiones, explosivos, etcétera, y verificar que estén allí, que se les ha dado un correcto uso», añadió el Presidente.

error: Content is protected !!