En Chigorodó| sepultaron a joven de 23 años asesinado delante de la esposa

La tarde del martes 14 de julio, amigos y familiares le dieron el último adiós en el cementerio de Chigorodó, a Mateo Restrepo Torres, de 23 años de edad, quien dos días antes había sido asesinado con arma de fuego en el barrio La Unión de esa localidad.

El ataque sicarial se presentó sobre las 6:40 de la tarde, cuando el joven se encontraba con su compañera sentimental, dentro de su residencia: “Llegaron dos sujetos en una motocicleta y le dieron tres disparos, en la cabeza y otras partes del cuerpo”, relató un testigo.

El joven era natural de Medellín, pero toda su vida vivió en Chigorodó, donde reside la mayoría de su familia, estudió hasta octavo de bachiller, trabajaba como fumigador en cultivó de maracuyá, y vivía en unión libre con su compañera sentimental.

Allegados lamentaron lo sucedido y asistieron al sepelio, pese a las restricciones derivadas de la pandemia: “Sabemos que estamos pasando por momentos difíciles, pero nadie se atreve a ir al cementerio o un entierro, si no es alguien al que se quiere mucho, es duro perder a alguien, pero es mucho más difícil, que no se pueda darle cristiana sepultura y acompañarlo hasta donde va a descansar en paz, era un buen muchacho y su familia y amigos, lo queríamos y recordaremos siempre”, dijo uno de los asistentes al acto.

error: Content is protected !!