Opinión | El asunto del virus es serio

OPINIÓN | TOMASA MEDRANO RAMOS

Docente y líder afrodescendiente de Turbo


Llegó el momento de ponerle seriedad al asunto; basta de memes, doblajes, montajes de imágenes, anuncios y publicidad que confunde, de un lado y de otro.

Considero que es un acto de responsabilidad que debe asumir cada ciudadano, no importa el lugar donde se encuentre y con quienes comparta, no pensemos que somos inmunes ante estas realidades que ocurren en otros países y que ya tiene presencia en el nuestro; por la ubicación geográfica y el movimiento continuo de la población se convierte en incontrolable.

Lo otro es que la dinámica de las economías implica este tipo de movilidad en las sociedades, y el solo hecho de pensar que debemos reducirla genera cierto grado de angustia; el no poder salir de las casas, limitar abrazos, choques de manos y besos que son formas de relacionamiento en las que nos manifestamos y proporcionamos cariño. Pero ante la magnitud del problema de salud creo que vale la pena acatar todas las medidas posibles que contrarresten la expansión de este virus que tantas muertes viene ocasionando en el mundo.

Urabá por su ubicación geoestratégica es una puerta abierta para la llegada de personas de otros países, sin contar con los que ya están establecidas desde años atrás por los proyectos que aquí se adelantan, así que los controles y medidas deben ser pertinentes al igual que los protocolos en aeropuertos, terminales terrestres y fluviales, y no menores en los territorios fronterizos.

Si se vienen cancelando eventos masivos, cumbres, conciertos, campeonatos deportivos, clases en las instituciones públicas, universidades, salas de cine, entre otros, es que la cosa no es charlando. Así que siga las medidas de autocuidado que se han venido repitiendo:

Lavado de manos, toser evitando rociar a otros con salivas, usar tapabocas si tienes gripa, no frotarse la nariz ni los ojos, estar atento a los síntomas (afección respiratoria, tos seca, dificultad para respirar, fatiga o cansancio, fiebres altas por más de tres días, ardor de garganta). Si está enfermo lo mejor es procurar permanecer en casa aislado para no propagar el virus.

Este no es tiempo para irnos de paseo, de playa o compras a centros comerciales; organízate un plan de familia en casa. Seleccionar series de programas o películas, jornada de aseo, comer algo especial, y de paso dialogar temas de interés familiar, leer, escuchar música, colorear, dibujar, escribir poemas, consultar tareas por internet, jugar parqués, dominó, ajedrez… y orar, al mal tiempo buena cara.

error: Content is protected !!