Opinión | Juntarnos para avanzar

OPINIÓN | TOMASA MEDRANO RAMOS

Docente y líder afrodescendiente de Turbo


Retomando el viejo, pero siempre vigente refrán, “LA UNIÓN HACE LA FUERZA”, porque está demostrado que cuando nos unimos, interactuamos, articulamos, formamos nodos, redes, convocamos a otras entidades, instancias y demás órganos corporados, el asunto se mueve y el impacto y cobertura es mayor.

Cuando actuamos así, el desgaste es menor, las ideas fluyen de forma sana, las alianzas productivas aprovechan todas las bondades de la zona, incluyendo el talento diversificado y de calidades de sus gentes, para poder asumir los retos que ya están próximos y a los cuales no debemos ser ajenos por la magnitud e impacto que representan para el desarrollo y sostenibilidad de la Región.

Si deseamos avances notorios, debemos iniciar reconociendo la labor realizada por otras personas de quienes se toman insumos, experiencias para revisar, replantear, alimentar, estructurar, gestionar, articular la labor y seguir acercándonos al ideal soñado, porque si no lo hacemos de esa manera siempre vamos a estar pensando que estamos iniciando desde cero.

No podemos descalificar, ni invisibilizar, “echando en saco roto”, diría mi abuelo, los grandes esfuerzos y desvelos de otras generaciones o personas que años atrás con situaciones de mayores carencias y situaciones más difíciles lo iniciaron. El reconocimiento y valoración enriquece la memoria histórica de los territorios.

Muchos líderes regionales en su momento jalonearon el surgimiento de grandes empresas, que se dan la pela para conservar vivas las tradiciones y costumbres que transmiten valores culturales, realizan trabajo social en las comunidades sin recibir más que el agradecimiento de algunos. Estamos en deuda incluso con muchos que partieron a mejor vida sin experimentar homenaje a su gran entereza y valía.

Sigamos buscando la unidad y aferremonos a lo que nos une y nos da cohesión. No podemos temer a valorar los esfuerzos y contribuciones de las personas, esto permite que cada día muchos nos sumemos a seguir trabajando por una región próspera, amigable con el entorno, defensora de la vida, amante de la paz, donde las diferencias se conviertan en las mayores fortalezas, donde podamos ver a los municipios vecinos como los mejores aliados estratégicos, no como los enemigos que nos quieren quitar algo, de hecho la unidad nos da fuerza. Salgamos de la trampa que nos ha llevado a debilitarnos entre sí, estamos a tiempo y expectantes.

error: Content is protected !!