Turbeño fue hallado muerto en residencia de Arboletes

En hechos que son materia de investigación, el martes 18 de febrero fue hallado en un cuarto de la residencia Casa Vélez de Arboletes, el cuerpo sin vida de Milton Tapias Pertúz de 36 años de edad, conocido entre sus cercanos como “Pony”.

De acuerdo con la información recolectada, el viernes 14 de febrero el hombre llegó acompañado de una femenina, quien expresó en la recepción que venían de Soledad (Atlántico), durante ese día la pareja estuvo en la playa.

Los empleados informaron a las autoridades que regresaron, y durante la noche no escucharon ni vieron nada extraño.

Al día siguiente la pareja volvió a salir, pero Tapias Pertúz llegó solo a dormir, durante el domingo y lunes no salió de la habitación. La empleada de los servicios generales ingresó a hacer el aseo y quedó paralizada del espanto al ver a un hombre colgando con una cuerda al cuello; la soga estaba agarrada a un extremo de la habitación.

La Policía Judicial realizó la inspección técnica del cadáver y del sitio.

Milton Tapias era oriundo de Turbo, se dedicaba al comercio, en especial a la venta y reparación de celulares, y gozaba del aprecio de la gente en El Puerto, que por cariño lo llamaba “Pony”.

Enrique Torres escribió en su cuenta de Facebook: “O sea que vos te vas sin despedirte, no ombe ´Pony´ eso no se hace manito… para mí esa vaina de que Dios te tenga en la gloria no va, pa mi estás de viaje… no lo acepto, nos faltó la última botellita (…). Vete tranquilito, que personas como tú quedan poquitas… leales hasta más no poder”.

“Todos sus compañeros de colegio lo queríamos mucho”: Miryam Moreno.

Milton Tapias era egresado de la primera promoción de bachiller del Colegio Mayor de Urabá, José Orlando Casas, de Turbo, en 1999, y vivía en el barrio Jesús Mora: “Siempre fue un hombre alegre, tranquilo y muy amigable con todo mundo, le fascinaba imitar a Diomedes cuando tomaba, siempre tenía una chanza para cada ocasión, incluso hasta cuando lo regañaban los profes. Era quien ponía los apodos en el Colegio y nunca lo vimos bravo”, señaló Miryam Moreno.

Zulma Esther Geles, rectora de la institución educativa de donde egresó, lo recordó con dolor. Profesores, como Certin Cuesta, Freya Mosquera, Aureliano Gamboa y Rodolfo Abuchar, a quien el fallecido bautizó, como la ley 115, lamentaron su trágica y apresurada muerte.


Alex de Jesús Pájaro Mosquera, secretario de Gobierno de Arboletes;  indicó que todo apunta a que se trató de un suicidio, y que el cadáver estaba en alto grado de descomposición.

error: Content is protected !!