Edgar Genez Campillo tuvo un sepelio en grande

Eran cerca de las 11 de la mañana del domingo 19 de febrero, cuando lo más representativo de la sociedad turbeña se dio cita al Parque El Pescador, al frente de radio Litoral, en donde Edgar Genez, desde los micrófonos actuó como panelista del programa Sabatino Debatiendo Por El Litoral durante los últimos 13 años de su vida, para darle el último adiós al expersonero, exalcalde, periodista y líder social que el sábado en la mañana encontraron sin vida en su apartamento en el barrio San Martin del Distrito, de Turbo.

“El miércoles llamó a un amigo a decirle que se sentía mal”

Eso le dijo a la Chiva de Urabá su compañero de set en la emisora, el veterano periodista Vicente Vladimir Córdoba.

Córdoba recordó que, más tarde del mismo día lo vieron tertuliando en el parque, como era su costumbre, pero durante los jueves y viernes nadie supo de él. Sólo el sábado 18, a las siete de la mañana al no llegar al programa de radio salieron a buscarlo al barrio San Martín y lo hallaron sin vida, con signos de haber muerto desde hacía varios días, incluso el parte médico aconsejaba sepultarlo enseguida.

El pueblo lo despidió en el parque El Pescador

Ante la masiva asistencia el padre Neil, y los amigos más cercanos decidieron llevar su féretro hasta el Parque El Pescador, el mismo sitio durante muchos años estuvo el hospital San José, para que el pueblo pudiera despedirlo en una misa campal.

En el vento habló Fernando Keep Correa, a nombre de la sociedad de historiadores de Turbo, se leyeron mensajes de colegas de radio, mensajes de la alcaldía y el Concejo Distrital, amigos de toda la vida de Edgar como Benuo Caraballo, y Miguel Cuesta, y cerró la educadora Mónica Caicedo.

“Una vida al servicio de Turbo y Urabá”

Mónica dijo que Edgar erra su cómplice y consejero, para Benuo, era el último de los líderes destacados de Turbo, Miguel resaltó su obra, Fernando Keep, recordó su vida laboral, Luna, reconoció que de él aprendió para su ejercicio radial y periodístico, y así todos los que hablaron resaltaron su obra y vida.

Desde el Parque salieron en cortejo fúnebre haciendo parada en el lugar conocido como La última Lagrima, en donde se escucharon canciones de despedida, y minutos más tarde el cuerpo del líder Edgar Genez Campillo, como ya es costumbre en Turbo, Benuo Caraballo, le dio el último empuje en su sepultura.

Édgar visto por Daniela, su hija

“El papá mío, cuánto amor”: Hoy quiero recordarte como el hombre amoroso e inteligente que siempre fuiste. Tus abrazos cálidos y tu sabiduría han dejado una huella imborrable en mi vida. Cada lección que me enseñaste, cada consejo que compartiste y cada momento de risas que vivimos juntos son tesoros que guardaré por siempre en mi corazón. Tu amor incondicional sigue guiando mi camino, y tu inteligencia sigue inspirándome a ser la mejor versión de mí misma. Té extrañare cada día de mi vida, pero sé que tu legado de amor y sabiduría perdurará por siempre en mi vida. Gracias por todo, papá”.

error: Content is protected !!