En una discoteca, mientras estaba sentado lo asesinaron a bala

En plena celebración del Día Internacional de la Mujer, y en su lugar de trabajo, desconocidos motorizados acabaron con la vida de José Luis Posada Hernández de 19 años de edad, quien era más conocido como “José La Mente”, perteneciente a una reconocida familia del barrio Policarpa de Apartadó.

Un familiar de Posada Hernández afirmó que estaba feliz trabajando, que ese día salió a cumplir con su labor y a su paso saludó a las mujeres de Policarpa.
A las 06:00 de la tarde del domingo 8 de marzo del año 2020, hombres en moto pasaron por el local comercial Morroco, uno de ellos se bajó, caminó hasta donde estaba sentado José Luis, desenfundó el arma y le disparó en repetidas ocasiones.

El victimario salió tranquilo del local mientras la gente se agolpaba y congestionaba el tráfico vehicular. Los compañeros de trabajo apagaron el equipo de sonido y el cuerpo quedó acostado en una de las sillas del establecimiento.

Rápidamente llegaron familiares del occiso a verificar la noticia que les llegó a través de  los rumores.

La Policía Judicial acordonó el negocio, realizó el levantamiento del cuerpo y asumieron las investigaciones de este nuevo hecho de sangre.

Ángela Posada, tía del joven asesinado y líder comunitaria del barrio, indicó que llevaba un mes trabajando de mesero en Morroco: “Había dicho que estaba feliz. Le dieron la oportunidad de trabajar todos los fines de semana, nos duele mucho porque con el dinero estaba sosteniendo a su hijo de un año (…) nos ha dolido mucho esta situación”.

“José La Mente” antes de ser asesinado llamó a algunas amigas para felicitarlas en su día. Llegó al trabajo animado, cantando y abrazó a sus amigos, con quienes había planeado salir de rumba después de trabajar.


La Chiva de Urabá conoció que el año pasado estuvo hospitalizado por cuatro meses, tras ser atacado a machete por jóvenes del barrio Policarpa, La Paz y El Concejo. Sufrió heridas en varias partes del cuerpo y tuvo una grave lesión en una de las piernas, que le causó dificultad para caminar.

Estudió en la Institución Educativa Policarpa, era hijo de William Posada, reconocido conductor de buses de fincas.

“Estaba juicioso, quería finalizar los estudios porque estaba loco con su hijo, amaba a la mamá; razones de sobra para cambiar”, había dicho.

error: Content is protected !!