Opinión | «Que la verdad, sea la verdad»

 

OPINIÓN | JAIRO BANQUETT

Comunicador social periodista 

El 03 de junio del año 2004 le dimos vida al proyecto periodístico Urabá Hoy, Nuestra Verdad, como la materialización de un proyecto que había incubado en mi cerebro en el año 1994.

El nombre lo tomamos del programa de televisión que en la última década del siglo pasado emitía el Canal Tele Antioquia, la Asociación de Bananeros Augura, por lo que le consultamos al líder de esa agremiación Roberto Hoyos Ruíz Q.E.P.D., si podíamos usar el nombre sin incurrir en violación del derecho de autor.

El impreso quincenal circuló hasta finales del año 2009, la última etapa de la mano de la periodista Beatriz García, ya fallecida.

Jairo Banquett, Doris Pulgarín, Mauricio Castañeda, Byanka Yancy Banquet y Edward Fabián Álvarez, esperamos hasta el 09 de febrero de 2010 para materializar el proyecto periodístico La Chiva de Urabá.

Hicimos algo inédito, seriamos semanario con un tiraje de cinco mil ejemplares por edición. Teníamos experiencia, conocimiento, pasión, credibilidad y personería social, pero no teníamos dinero para comprar equipos, ni pagar el tiraje para mantenernos en el mercado siquiera durante la etapa de penetración del producto, o mientras despegaba la empresa.

Convencimos a Mardory Meza, asesora comercial de Editorial La Patria de Manizales, para que nos abriera un crédito por cuatro ediciones, y nos lanzamos a la aventura.

Nuestro principal activo fue el conocimiento, la credibilidad y estar dispuestos, como lo hicimos al ponernos las botas, terciarnos el megáfono y salir a la calle a distribuir y vender el producto, hasta convencer a los comercializadores que económicamente era rentable llevar casa a casa La Chiva de Urabá.

Nuestros seguidores fieles tal vez conozcan esta historia, pero no todos los días se cumplen 10 años de vida de una empresa, como lo hará este 09 de febrero del año 2020 La Chiva de Urabá. Por ese motivo vale la pena repetir y repetir la historia.

Llegaba la quinta edición, el reloj marcaba minutos antes de las siete de la mañana del 12 de marzo del año 2010; el plan criminal para sacarme de la vida política, de la defensa del derecho al pan, la palabra, la libertad de prensa y las libertades democráticas, el poder que se sentía amenazado por una propuesta innovadora, ese día me llevó a la cárcel.

Merece especial reconocimiento Doris Amparo Pulgarín, porque sin su fuerza de voluntad, sin su capacidad de dirección, sin la decisión y la sabiduría de capotear la crisis, nuestros verdugos hubiesen conseguido el objetivo de acallar nuestras voces. Dios tenía otros planes. Nos fortalecimos salimos dos veces por semana y salimos victoriosos.

Doris, Mauricio, Edward, Byanka, Zambrano, Julieth Posada, Jessen, Benjamín, ‘ROCO’, Tomasa, Pone Quejas, todos los que nos ayudan a vender el impreso, a propagar su nombre, a quienes durante 10 años al menos han comprado una edición ¡Gracias!

A los que se fueron enojados, los que no pagaron, los que montaron competencia, los que vinieron a sacarnos, a quienes nos han injuriado y calumniado, a quienes nos señalan, nos juzgan y maltratan ¡Gracias! De todos hemos aprendido.

Seguiremos escribiendo lo que pasa en las calles y en la sociedad, porque nos ha dado resultado pregonar “Que la verdad, sea la verdad”.

error: Content is protected !!