Un baño con todas las técnicas será un respiro de dignidad y seguridad en la vida de Eder Borja

En el corazón de Apartadó en el barrio Policarpa vive hace más de 30 años María Rosalba Rendón, una mujer llena fortaleza y madre cuidadora de Eder Andrés Borja Rendón, un joven de 20 años que enfrenta el desafío diario de la Hidrocefalia.

«Yo amo cuidar al niño. Debo estar pendiente de él todo el día. El momento más difícil es cuando debo bañarlo, pues debo ir al lavadero y me da mucho miedo caerme o resbalarme y lastimar al bebé… ojalá haya menos peligro», expresó María Rosalba Rendón.

El programa «Mejoramientos sin barreras» llega como una iniciativa de la Fundación Forjando Futuros y la Asamblea de Cooperación por la Paz, con el financiamiento del Ayuntamiento de San Fernando, España, para mejorar la calidad de vida de esta familia.

A la vivienda de Eder le construirán un baño con todas las técnicas para brindarle a María Rosalba como cuidadora y a Eder una calidad de vida mejorada.

Aleyda Gaitán, socia de la Fundación Forjando Futuros, destaca la urgencia de este proyecto: «El mejoramiento a la vivienda de Eder Borja es necesario y urgente. Por su condición, le es difícil valerse por sí mismo, y a su cuidadora se le dificultan temas como bañarlo, ya que debe hacerlo en el lavadero. Ella debe cargarlo con el temor de que se caiga por la escalera, pues la vivienda tiene un desnivel».

El proyecto no se limita solo a la construcción del baño, además ofrecen capacitación a toda la familia para fortalecer el autocuidado con equidad de género y fomentar emprendimientos o proyectos productivos.

A través de iniciativas como «Mejoramientos sin barreras», se construyen puentes hacia un futuro más prometedor, eliminando las barreras que limitan la autonomía y la calidad de vida de las personas con discapacidad y de quienes se dedican a su cuidado. Este es un paso valioso hacia una sociedad más inclusiva, donde cada persona tenga la oportunidad de vivir con dignidad y seguridad.

error: Content is protected !!