murio-anciano-la-chiva-de-uraba

Adiós al “Viejo Alaco”, murió a los 112 años de vida

Al mediodía del pasado  26 de enero murió en el Hospital de Apartadó, Caín Ramírez Rentería, de 112 años de edad. Familiares del hoy occiso lo recordaran como un hombre que vivió  feliz hasta el último de sus días.

El lunes 24 de enero, “El Viejo Alaco”, le confesó a los parientes que estaba sintiendo un dolor intenso en la boca del estómago, lo trasladaron la IPS Promedan de Apartadó, estuvo hospitalizado, y lastimosamente su corazón dejó de latir.

“Debido a la vejez falleció, la comunidad está triste porque era una de las personas con más edad en nuestro territorio y no volveremos a escuchar esas grandes historias que nos contaba”, expresó Mateo Soto, amigo.

“El Viejo Alaco” como se le conocía a Caín Ramírez Rentería, fue fundador de Puerto Girón en los años 60′, un corregimiento del municipio de Apartadó, ubicado a orillas del Río León; su rostro aún conservaba la alegría y satisfacción de poder ver crecer a los suyos.

“El Viejo Alaco” residía en Nueva Colonia, Turbo; pero cada fin de semana trataba de visitar el pueblo que lo vio crecer y aprovechaba cada oportunidad para guiar a vecinos y líderes. Recordaba con pasión sus aventuras en la pesca, era uno de los más rápidos en el Golfo de Urabá y quienes lo conocieron en aquella época destacan lo audaz que era al detectar los puntos exactos donde habían peces. 

Siempre le demostró profundo amor a su esposa Pastora Sánchez, en las mañanas se le acercaba al oído y le hablaba con amor, decía que era su toque para conquistarla; hace 14 años murió y fue ese uno de los momentos más triste de su vida. Fruto de la unión nacieron 18 hijos, y de ellos 41 nietos y 52 bisnietos.

“El Viejo Alaco” le encantaba bailar y cantar, la comunidad lo recuerda porque siempre le rezó a los difuntos; en el tiempo libre le pedía a sus hijos que lo sacaran a pasear, hace poco estuvo en Cartagena, donde estuvo feliz frente al mar.

error: Content is protected !!